250 años del Proceso Fundacional de Salto

En el lado uruguayo del río Uruguay, frente a la entrerriana Concordia, se ubica la ciudad de Salto. El 8 de noviembre de este año va a cumplir sus 250 años del Comienzo de su Proceso Fundacional. Durante todo este año los salteños, junto a los uruguayos todos, están celebrando tan señaladas circunstancias con fiesta y con obras destinadas a perdurar en lo físico y en lo intangible, porque el objetivo de tal programa ha sido ser un nexo con el pasado, una exhibición del presente y una promoción del futuro.

Esta ciudad hermanada desde siempre con los argentinos es una urbe de unos 100.000 habitantes, capital del Departamento.

La documentación arqueológica prueba la existencia de poblaciones indígenas, por lo menos hace unos 10.000 años. Es obvio que ellas son comunes con la historia argentina, dado el trasvasamiento permanente de las primarias presencias humanas en todo ese ámbito. Los historiadores uruguayos han datado el primer asentamiento estable desde el 8 de noviembre de 1756, cuando un contingente militar español, que se dirigía al norte, bajo el mando del Gobernador José Joaquín de Viana, acampó en la zona , construyendo ranchos y fortificaciones. Desde entonces, aunque muy precariamente, la zona permaneció poblada, por lo cual los salteños consideran haber celebrado los 250 del Comienzo de su Proceso Fundacional. Se basan para ello en las tesis históricas de Bauzá, Fernández Saldaña y Miranda y Gilberto García Selgas, recogidas oficialmente en 1956 y ratificadas expresamente en el 2006, por decisiones de la Intendencia, de la Junta Departamental; y por los Poderes Ejecutivo y Legislativo.

El crecimiento se dio después de la formación de la Republica en 1830, por varios factores: último puerto navegable hacia el norte, el desarrollo de la pecuaria en su entorno, la instalación de saladeros y otras actividades económicas, provocaron un aumento de su población, de su riqueza y de su sociedad y cultura.

Pascual Harriague, vasco francés de empresas varias sembró las primeras cepas francesas que dan origen al Tannat, vino distintivo del Uruguay, cuando después de varias pruebas logró radicar las que llevó desde Concordia. Cultivadas desde entonces el Tannat se ha convertido en las últimas décadas en el gran vino de exportación uruguayo.

Esa es una muestra de las tantas relaciones entre argentinos y uruguayos ocurridas a través del río y que desde los troncos familiares comunes, a las aventuras de inmigrantes que después del inicial rechazo en las capitales del Río de la Plata remontaban el río fronterizo en busca de soluciones, hasta las actuales vinculaciones de todo tipo. Por ejemplo ambas ciudades se consideran las respectivas capitales del citrus en sus países.

En el último cuarto del siglo XIX, la ciudad recibió una migración, fundamentalmente española, portuguesa e italiana. que provocó la formación de un cinturón hortifrutícola de gran relevancia hasta hoy.

Esos inmigrantes también constituyeron la base artesanal, y luego la incipiente industrialización, así como la matriz del comercio doméstico.

La aparición de las compañías fluviales de Saturnino Ribes, luego de Mihanovich, produjeron el surgimiento de astilleros , junto con consecuencias sociales al generar asentamientos barriales con identidad propia. Las compañías de navegación vincularon con sus atraques en las dos ciudades un relacionamiento especial. Aún hoy diariamente se conectan con lanchas que hacen el transporte entre ambas márgenes.

El puerto creció a través del comercio de tránsito, en especial por la Guerra de la Triple Alianza, donde también se vincularon nuestros países.

Con puerto y tren, los propietarios de grandes extensiones, no solamente en los límites actuales del departamento, sino incluyendo el territorio de Artigas, entonces parte del de Salto, empezaron a domiciliarse en esta ciudad y a aprovechar a los maestros constructores italianos y a los artesanos de todas las nacionalidades, para hacer una ciudad espectacular para aquellos tiempos y que hoy mantiene rasgos propios.

Incidió también la presencia de franceses e ingleses, trayendo estos entre otras cosas , el ferrocarril, el fútbol y el tenis, la refinación del mobiliario y de las costumbres.

Un relacionamiento fuerte con Buenos Aires, determinó que la cultura en crecimiento llevara a la construcción del Teatro Larrañaga, joya preciosa de la arquitectura y la cultura nacional Hay documentación clara de que muchas veces las grandes compañías teatrales y de ópera actuaban primero en Buenos Aires y luego en el Larrañaga , antes que en la propia Montevideo.

El aporte de poder económico de esos dueños de la tierra o el comercio, unido a la capacidad constructiva de algunos italianos en particular, creó un estilo arquitectónico que hasta hoy define a Salto. También en eso hubo una interrelación con Concordia a principios del siglo XX con Domingo Rocco, arquitecto italiano que dejó sus pruebas de una renovación estilística en las dos ciudades.

Horacio Quiroga, uno de los escritores más notables de América nació en Salto en 1868 y de muy joven se relacionó con Argentina, con su conocida estancia en Misiones y su trágico fin en Buenos Aires. Otra gran escritor salteño, Enrique Amorím, estuvo vinculado amistosa y familiarmente con Jorge Luis Borges, quien visitaba frecuentemente la casa salteña de Amorím.

Dos presidentes uruguayos, Feliciano Viera y Baltasar Brum, en Salto

Detalles Técnicos:

Fecha de emisión: 7/11/2006
Código: 2006-20-C
Valor: 16 (pesos uruguayos)
Diseño Gráfico: Eduardo Salgado
Tirada: 15000

$0.50 USD -

Correo Uruguayo
www.correo.com.uy

We accept Visa We accept Mastercard We accept Paypal

Copyright ©2017 FilateliaUY | Ecommerce Software by Shopify.