120 años del Círculo Católico

A mitad del siglo XIX surgen en Francia una serie de experiencias Organizacionales originadas en la creciente preocupación de la Iglesia por la situación de las clases trabajadoras.

Es así que fundan los primeros círculos católicos de obreros, el Abate Maigne y Augusto Cochin.

En el Uruguay, es el sacerdote italiano Pbro. Andrés Torrieli quien en 1884, en conocimiento de las experiencias francesas y las que llevó adelante en España Monseñor José María de Urquinaona, presenta al Obispo de Montevideo, Monseñor Inocencio María Yéregui, un proyecto para la fundación del Círculo Católico de Obreros, que se aprueba y concreta el 21 de junio del año siguiente.

Ambos entusiasman a Juan O‘Neill y a Luis P. Lenguas, quienes se dirigen por carta a Francia, pidiendo información sobre los cometidos y fines de los Círculos que se establecían en esas latitudes. También se comunican con Mons. José María Urquinaona, Obispo de Barcelona para enterarse de lo realizado en ese mismo sentido primero en las Islas Canarias y luego en la misma Barcelona, con unas sociedades como las que ideaban Tomás María Parodi, el Padre Andrés Torrielli, Juan O’Neil y Luis P. Lenguas.

Obtenida la información, el paso siguiente era entonces, obtener la aprobación del Obispado, lo que se logra un año después de presentar y argumentar a favor de la idea a través de un plan muy bien estructurado por una comisión integrada por el Dr. Mariano Soler, D. Francisco Bauzá, D. Antonio J. Rius y D. Vicente Ardoino y que muy bien reflejaba los propósitos de Parodi, Torrielli, O’Neill y Lenguas.

Y así, de esta manera, el 21 de Junio del año 1885, se funda el Círculo Católico de Obreros Central.

Los asociados tienen derecho a la asistencia integral y completa de su salud, mediante el abono de una cuota mensual. A su vez, por tratarse de una verdadera mutualista, los asociados son quienes la dirigen. Para ello se realizan cada cinco años elecciones, en las que, mediante voto secreto, eligen los integrantes de sus órganos de dirección. Ellos son: La Asamblea Representativa, el Directorio y la Comisión Fiscal. Simultáneamente a esta elección y por igual procedimiento, los técnicos y no técnicos, eligen sus delegados para que también integren el Directorio de la Institución. Esta estructura democrática está acompañada de una estructura de Mandos Superiores que posibilitan el gerenciamiento eficiente de la misma.

Por estatutos el Excmo. Sr. Arzobispo de Montevideo Nicolás Cotugno es el Presidente Honorario de la Institución, elige a su vez un representante que actúa como Asesor Pastoral y forma parte, de acuerdo con las disposiciones estatutarias, del Directorio y de la Asamblea Representativa.

En la década del 60 con un Sanatorio moderno y nuevo para esa época, es cuando tiene su momento de apogeo, concentrando en sus asociados, grupos familiares de fuerte arraigo y tradición católica de clase media y baja.

Es ahora, en el comienzo de este nuevo milenio que con la adquisición del Sanatorio Juan Pablo II se espera lograr para sus asociados una nueva etapa de prosperidad.-
Detalles Técnicos:

Fecha de emisión: 9/6/2005
Código: 2005-09-C
Valor: 16 (pesos uruguayos)
Tirada: 15000
Composición de Texto: Ramsés Espíndola

$0.50 USD -

Correo Uruguayo
www.correo.com.uy

We accept Visa We accept Mastercard We accept Paypal

Copyright ©2018 FilateliaUY | Ecommerce Software by Shopify.